Shiatsu para embarazadas

¿Qué és el shiatsu?

Shi-dedo, atsu-presión, es una técnica oriental que se basa en la presión con los pulgares, principalmente, y las palmas de las manos y contribuye a activar la capacidad de autorregulación del organismo y a tomar conciencia del estado del propio cuerpo.

Se ejerce una suave presión sobre 354 puntos del organismo a través de los meridianos energéticos, presión que se coordina con la respiración del paciente. De esta manera se ayuda a equilibrar la energía de cada órgano, liberándolo de los problemas emocionales y del estrés así como de las tensiones musculares.

¿Por qué shiatsu para embarazadas?
Porque es una técnica segura que se lleva a cabo en el suelo, asegurando, en todo momento, que el cuerpo esté cómodo y confortable.

Porque los últimos meses de embarazo son proclives a la aparición de lumbalgias, sobrecargas, dolores de cabeza, mala circulación o dolor en las piernas, entre otras molestias, y el shiatsu se presenta como un tratamiento singularmente eficaz que no requiere medicación ni presenta riesgo alguno. Además, no tiene efectos secundarios.

Efectos positivos del shiatsu

  • Equilibra energéticamente el cuerpo y reduce estados estrés, fatiga, ansiedad, insomnio, depresión y nerviosismo.
  • Genera claridad mental.
  • Calma los dolores de espalda, ciáticas, lumbalgias…
  • Estimula el sistema inmunológico y mejora intolerancias alimentarias y alergias.

PEDIR HORA

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone